monitorizacion fetal
Monitorización fetal o registro cardio-tocográfico
16/01/2018
estudio endometriosis hombres
¿Un estudio sobre cómo la endometriosis afecta a la vida sexual de los hombres?
09/02/2018

Testimonios: Embarazo precoz

embarazo precoz

Sarai, quedó embarazada con 15 años ella nos cuenta como cambio su vida al tener un bebe a temprana edad.

Al enterarme de que estaba embarazada, tuve una mezcla de sentimientos y durante los primeros días un torbellino de sensaciones, pensamientos… una locura vamos – explica Sarai. Al principio me parecía mentira, que no podía ser, pero cuando terminas por aceptarlo lo primero que sentí fue vértigo, ni siquiera yo había terminado de crecer y madurar e iba a tener que cuidar y enseñar a mi bebé… pero paulatinamente te vas sintiendo más segura y capaz, supongo que es instinto maternal, aunque cuando tomas la decisión de seguir adelante a tu alrededor unos dicen que es un error, que vas a destrozarte la vida, otros que eres muy valiente… no sabes qué pensar. Pero al final tomé la mejor decisión de mi vida, tuve a mi bebe y no me he arrepentido un solo instante de ella”.

“En cuanto a mi familia, mi madre fue la que mejor se lo tomó, a ella le había pasado lo mismo y sus padres la obligaron a casarse, así que me apoyó desde el principio, aunque le daba pena porque decía que era muy joven, pero sabía que me apoyaba tomara la decisión que tomara. Mi padre y mis hermanas mayores lo tomaron bastante peor, para ellas yo era su hermana pequeña y creían que iba a destrozar mi vida, pero poco a poco se hicieron a la idea y ahora son las mejores tías del mundo, y mis hermanos pequeños simplemente lo aceptaron, les pareció bien. En resumen, al principio fue un golpe muy duro para todos, pero al final lo aceptaron y me apoyaron en todo”.

Fernanda,quedo  embarazada a los 17 años

Un embarazo no estaba en los planes de una chica de 17 años y un joven de 19, pero, en el momento en que lo descubrimos, la sorpresa parecía agradable. No imaginábamos el mundo nuevo y lleno de desafíos que nos esperaba y, cuando empecé a darme cuenta de que lo que tiene de mágico también lo tiene de difícil, fui atacada por los miedos. Pero pude sacar una fuerza que hasta entonces no conocía. Sin duda, lo más importante fue la ayuda de las personas que me quieren, y que ya querían a ese bebé.
Seguí con mi vida normal, acabé los estudios y logré aprobar el bachillerato y la selectividad. El tiempo era poco, pero la fuerza era mayor. Las ganas de vivir esa nueva experiencia crecían. Sigo teniendo miedos, pero, cuando miro a mi bebé a los ojos, estoy segura de que esta felicidad no se va a acabar y que juntos podemos crecer como familia.

Estos testimonios son verídicos, a continuación te presentamos un video con un testimonio de Marta, una joven que nos cuenta cómo le cambio la vida el tener un embarazo no planeado:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: