Sangrado vaginal durante el embarazo ectópico
18/12/2017
Tasa de embarazo clínico según la edad de la paciente
22/12/2017

¿Qué es la curva de azúcar?

Puede que hayas oído hablar de la curva de glucosa o que tu médico te haya dicho que hay que hacerla o repetirla y no tengas muy claro qué es.

Lo primero que debes saber es que, en la gestación, algunas mujeres desarrollan un tipo de diabetes especial que sólo se tiene durante el embarazo. Es la llamada diabetes gestacional. Pues bien, la curva de azúcar, cuyo nombre técnico es “sobrecarga oral de glucosa”, es la prueba que utilizamos para diagnosticarla y se realiza a todas las embarazadas.

Cuándo hacer la prueba del azúcar o glucosa

Generalmente, se hace en el segundo trimestre (a partir de las semana 24) y consiste en una sobrecarga oral con 50g de glucosa. Es el llamado test de O’Sullivan.

Test de O'Sullivan

El día de la prueba te darán a beber un jarabe dulce y una hora después te sacarán sangre para ver el nivel de azúcar. Será normal si la cifra es menor de 140.

En algunas mujeres, consideradas de más riesgo para tener una diabetes gestacional, la prueba se hace también en el primer trimestre. Es el caso, entre otras, de las gestantes mayores de 35 años, de aquellas con antecedentes de diabetes en la familia de primer grado, de quienes han tenido un hijo que pesó al nacer más de 4 kg, de las mamás con obesidad…

Si la sobrecarga con 50g está alterada, será necesario realizar otra curva, en este caso con 100g de glucosa.

Para ésta, tres días antes de la prueba deberás hacer una dieta especial, en la que tendrás que comer bastante, y el día de la analítica de nuevo deberás beber un jarabe dulce y te sacarán sangre varias veces durante 3 horas. Los valores considerados normales son aquellos menores de  105, 190, 165 y 145.

Si dos valores salen alterados, habrá una diabetes gestacional. Si sólo está alterado uno, habrá que repetir una nueva curva a las 3 semanas. Si la prueba con 100g de glucosa sale normal, se descarta que exista una diabetes.



Así, para que lo entiendas, la curva de 50g nos dice en qué pacientes hay que hacer la curva de 100g, no nos indica que haya una diabetes. Es la curva de 100g con la que realmente hacemos el diagnóstico.

Si en el primer trimestre la curva de 50g salió alterada y hubo que hacer la de 100 y fue normal, en el segundo trimestre te harán directamente esta segunda.

Puede que hayas oído que hay embarazadas que vomitan en el momento de hacer la prueba, después de beberse el jarabe. Si ése es el caso, habrá que darte otra cita para repetirla.

Cuando os pasa esto, os recomendamos chupar un trocito de limón justo antes de tomar la glucosa. Si tampoco funciona, puede ser necesario dar alguna medicación para evitar los vómitos antes de hacer la prueba.

Esto es en líneas generales lo más importante sobre las curvas de glucosa. Hay embarazadas que las “sufren” varias veces y se les hace un poco pesado. Si es tu caso, piensa que es por tu peque y consuélate con aquello de que “a nadie le amarga un dulce”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: