Tipos de placas endometriales
04/01/2019
preeclampsia
¿Qué es la preeclampsia?
11/01/2019

El virus del papiloma humano (HPV)

virus papiloma humano

En primer lugar, es necesario definir qué es un papiloma, se trata de un tumor benigno desarrollado en las células epiteliales, las células que recubren la piel, las glándulas o las mucosas. Tiene una forma de seta minúscula en múltiples colonias conglomeradas, adquiriendo una forma de verrugas o callos en varios tamaños.

Estas lesiones son las causantes de las denominadas verrugas vulgares, en la mayoría de los casos son benignas; sin embargo se transmiten muy fácil por el contacto con la piel, causadas por un virus. Cabe destacar que, no todos los papilomas son un riesgo  para el ser humano, puesto que dependiendo del tipo y nivel de virus que lo ha provocado determina su peligrosidad.

¿Qué es el virus del papiloma humano?

Ahora bien, vamos a definir el virus de papiloma humano (VPH) se trata de un conjunto de virus que se encuentran relacionados entre ellos. Aquellas zonas del cuerpo con más humedad y de alta temperatura, son las más expuestas a contraer este tipo de infección y permiten la entrada del virus; inclusive las pequeñas heridas o lesiones en la zona son las más vulnerables.

En este sentido, por tales motivos son los genitales de la mujer la zona más vulnerable y expuesta a contraer esta infección. El virus de papiloma humano se introduce en las células y modifica la información genética, altera su forma y eleva en gran medida su división. Por lo tanto, causa aparición multiplicación de las lesiones que se han mencionado con anterioridad.

¿Qué tipos de VPH existen?

Se considera a las infecciones por VPH una de las enfermedades de transmisión sexual más común a nivel mundial. En relación  a su genética, este virus tiene más de 200 serotipos y formas, entonces de acuerdo al riesgo que causan se pueden clasificar de esta forma:

  1. VPH Alto Riesgo Oncológico: se incluyen los serotipos 16, 18, 31, 33, 35, 39, 45, 51, 52, 56, 58, 59, 66, 73 y 82. Considerados los responsables en un 90% de los cánceres en la cérvix.
  2. VPH Bajo Riesgo Oncológico: en este grupo se incluyen los serotipos 6, 11, 26 y 53. Los cuales tienen una mínima posibilidad de producción de un tipo de cáncer de cuello uterino, por lo tanto solamente causan verrugas genitales.

Estos son los que tienen riesgos de producir cáncer, los demás no representan ningún tipo de riesgo oncológico.

EL VPH tiene un periodo de incubación de un año, a partir del momento que se contrae la infección hasta que se hagan visibles las lesiones y síntomas. Por lo tanto, durante este tiempo es posible que pase desapercibida.

¿Qué causa el virus del papiloma humano VPH?

El virus de papiloma humano VPH es una enfermedad  de transmisión sexual, por lo tanto al mantener contacto sexual se transmite. Entre las causas más comunes de este virus se encuentran:

  • Relaciones sexuales sin ningún tipo de protección, puede ser vaginal y anal.
  • El número de parejas sexuales a lo largo de su vida influye considerablemente.
  • Contacto sexual con aquellas personas que portan el VPH, inclusive si son asintomáticas.
  • Inicio de la vida sexual a temprana edad, a los 15 años de edad o menos.
  • Se eleva el riesgo con las nuevas parejas sexuales.
  • Contacto oral-genital y/o digital-anal, aunque representa una tasa menor en las lesiones.

Ahora bien, aunque existe relación directa entre el VPH y el cáncer de cérvix, la mayoría de las mujeres que padecen el virus no desarrollan este tumor. Por lo tanto, es necesario considerar elementos externos que se asocian con la aparición de un cáncer de cuello uterino. Se pueden mencionar:

  • Consumo de anticonceptivos hormonales en aquellas mujeres con distintas parejas.
  • El tabaquismo.
  • Mujeres con muchos partos.
  • Relación con otras enfermedades de transmisión sexual.

Virus del papiloma humano

¿Qué síntomas produce el VPH?

Como se mencionó anteriormente, aquellas mujeres que han sido infectadas con VPH no presentan ningún síntoma en el primer año. Pero, luego de este tiempo estas son las lesiones son las siguientes:

  • Verrugas en los genitales, pueden ser vaginales, vulvares, perianales y perineales; conocidas también como condilomas. Estas lesiones son de bajo riesgo, su cura es espontánea; los virus serotipos 6 y 11, no provocan cáncer de cuello uterino. Estas verrugas tiene picor o prurito, flujo de mal olor y leve sangrado durante las relaciones sexuales.
  • Aquellas infecciones de nivel crónico que sí causan cáncer son: cuello del útero o cérvix, vagina, vulva, ano, pene, la boca / cuerdas vocales en este caso se denomina papilomatosis laríngea recurrente en niños, debido a que se contagian por medio de la vagina en el parto. Esta es una patología no frecuente pero existe la posibilidad.
  • Lesiones en la boca y en la laringe.
  • Existe un alto riesgo pero remoto de cáncer en la laringe.

Este tipo de lesiones se van a detectar con exploraciones de tipo ginecológicas, con los estudios de citología, colposcopia y análisis genético ante la sospecha de alguna infección.

¿Qué complicaciones conlleva el VPH?

Complicaciones durante el embarazo y el parto:

  • No existe ningún riesgo durante el desarrollo y gestación del embrión y feto.
  • Una cesárea, cuando se trata de condilomas muy extensos con sangrado vaginal y perineal con un posible riesgo de papilomatosis laríngea neonatal. En otros casos no es necesaria la cesárea.
  • Es necesario que se realice una valoración particular para considerar los riesgos para el feto.

Complicaciones en los hombres:

  • Verrugas en el escroto y el pene, muy fácil de detectar.
  • Se desarrollan verrugas anales, orales y perianales, con los mismos riesgos que en una mujer.
  • Tienen la posibilidad de desarrollar cáncer de pene, en el prepucio la enfermedad de Queyrat, en el cuerpo la enfermedad de Bowen.

¿Cómo se puede tratar el VPH?

Para evitar el desarrollo del VPH es necesario mantener un cuello uterino limpio e íntegro, para ello se recomienda lo siguiente:

  • Se debe mantener un pH vaginal con el ácido apropiado.
  • Identificar, eliminar y prevenir aquellos elementos que facilitan las lesiones y desarrollo de cáncer en el cuello uterino.
  • Mejoramiento del estado inmune del órgano genital y la cérvix.
  • Es necesario conservar el epitelio de la cérvix sin ningún tipo de herida o lesión superficial.

En la actualidad, aún no existe un tratamiento para eliminar de manera definitiva el VPH, mucho menos para aliviar las lesiones que este causa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: