El sexo está permitido en el embarazo
12/08/2018
Aumento de peso durante el embarazo
17/08/2018

El Omega 6

OMEGA6 EN LA DIETA

Uno de los aspectos a tener en cuenta en una dieta, para que esta sea equilibrada, es que las grasas que ingerimos sean de calidad y aporten alrededor del 30% del total de calorías de la misma

En cuanto a la calidad tenemos que aplicar un triple criterio

1) Una reducción de los ácidos grasos saturados y trans. La ingesta de estos no debe llegar a aportar el 10% del total de calorías.

2) Los ácidos grasos monoinsaturados (aceites de oliva y de la colza) deberían aportar entre el 15 y el 20% de la energía total.

3) Un nivel óptimo de ácidos grasos poliinsaturados, llamados también esenciales porque el organismo no puede sintetizarlos, que deben aportar hasta un 10 %  de la energía. En estos debemos de mantener una proporción adecuada entre los ácidos omega 3 y omega 6, esta proporción varía según teorías, pero básicamente se deben de ingerir los omega 6 en cantidad superior a los omega 3, en un máximo de 6 veces más, o incluso reducir esta desproporción hasta 2 veces más según recomienda Japón.  En la actualidad esta desproporción llega, en España, alrededor de 20 veces más de omega 6 que de omega 3, resultando un aporte insuficiente de omega 3.

FUENTES DIETÉTICAS

Las principales fuentes de ω6, sobre todo de ácido linoleico, son:

  • Aceite de girasol (63%)
  • Aceite de soja (52%) y su lecitina
  • Aceite de maíz (50%)
  • Aceite de borraja (37%) que lleva además ácido γ-linolénico (23%)
  • Aceite de onagra (71%) que lleva además ácido γ-linolénico (9%)

Las fuentes más importantes de ω3 y concretamente de ácido α-linolénico son:

  • Aceite de lino (>50%)
  • Nueces (9 g/100 g)
  • Aceite de colza (9%)
  • Aceite de soja (8%) y su lecitina
  • Los pescados, especialmente los grasos o azules (0.2 – 2.5 g/100 g)
  • Los derivados de las algas y del krill

INDICACIONES

La suplementación en ω3 se utiliza en múltiples indicaciones:

a) problemas cardiovasculares: triglicéridos, colesterol, tensión arterial, trombosis, arritmias, diabetes

b) problemas del cerebro, sistema nervioso y la visión: degenerativos, asociados a la edad, de la retina, aprendizaje en niños, psíquicos, neurológicos

c) problemas dérmicos: psoriasis, atopía, lupus, eccema

d) inflamación: intestinal, articulaciones, alergias, asma, esclerosis, fibromialgia, fibrosis quística

e) prevención y tratamiento del cáncer

f) obesidad

La suplementación de ω6 es también útil en las indicaciones c) y d) y en el síndrome pre-menstrual y las alteraciones del ciclo menstrual.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: