Síndrome de Ovarios Poliquísticos
12/10/2018
¿Qué es la endometriosis ovárica?
14/10/2018

¿Cómo se puede diagnosticar la endometriosis?

La endometriosis es una enfermedad que afecta a una gran parte de la población femenina del mundo. Es el causante de muchos problemas como la infertilidad en mujeres jóvenes. Igualmente ocasiona graves dolores asociados al periodo menstrual, por lo es importante diagnosticarla a tiempo.

Una enfermedad que, si es determinada a tiempo, puede solucionarse con distintos tratamientos. Lo primordial es mantener un control adecuado, una o dos veces por año, de las citas con el ginecólogo. El especialista es el que detectara todo los detalles asociados al padecimiento

Señales de un posible diagnostico

Lo más importante es que todas las mujeres deben de conocer su cuerpo. Los diferentes cambios que puedan ocurrir, en breves o prolongados periodos, serán la primera señal de alerta. Una persona que no presta atención a los diferentes indicios de su organismo difícilmente conseguirá un diagnostico en el momento indicado.

A pesar de que los cambios comienzan a ocurrir desde la etapa de la pubertad, hay algunos que no son normales. Si se es muy joven para detectarlos hay que conversarlos con la persona de más confianza, mayormente los padres. Si ya se está en una etapa más adulta es momento de asistir al especialista.

La primera señal será la asociada al fuerte dolor en la zona baja del vientre. Para algunas mujeres es común compartir este síntoma en la fase de sangrado del periodo menstrual, que puede ser bastante abundante. También se la suma dolores de cabeza, náuseas y otros síntomas menos comunes. Ante esta situación lo mejor es asistir al médico para que dé el diagnostico correspondiente, ya sea o no por la enfermedad.

Pruebas para el diagnóstico de endometriosis

Las pruebas para el diagnóstico de la endometriosis son bastante sencillas y en ocasiones comunes. Algunas de las mismas deben hacerse por lo menos una vez por año para descartar cualquier tipo de enfermedad en esta zona. Es importante señalar que muchos de los padecimientos de este tipo son silenciosos, en principio.

Las mujeres que han pasado por las diferentes pruebas diagnósticas de endometriosis consideran que son invasivas. Esto se debe a que para tener un resultado exacto hay que someterse a una cirugía. La misma no es complicada, pero para llegar a ella primero hay que pasar por ciertas etapas.

  • Exámenes físicos: Ante posibles señales de endometriosis lo primero será un examen físico. El mismo será realizado por el ginecólogo, quien inicialmente hará un estudio detallado de los síntomas. Este informe primeramente deberá contener los lugares específicos el dolor y la intensidad del mismo. Sumado a esto se hará un tacto ginecológico de rutina, aunque por este método es difícil localizar algún tipo de lesión.

La idea del examen físico es poder sentir toda la zona de la pelvis. Todo esto lo hará el especialista con sus manos directamente puestas en el área. Cada uno de los movimientos que él haga será para buscar anormalidades, quistes o cicatrices. Pero, como se mencionó anteriormente, no se podrá un diagnostico especifico.

  • Imágenes: Las ecografías son de las pruebas más realizadas por los ginecólogos en todo el mundo. Esto se debe a que las ondas sonoras permiten obtener imágenes del interior del organismo, lo que permite analizarlo. Para este tipo de casos se utilizan tanto las transvaginal como las del exterior de la pelvis. En ambos casos se podrá obtener un diagnóstico más específicamente asociado a la enfermedad.

Otras imágenes que se utilizan son las resonancias magnéticas. Esta es para los casos más avanzados de endometriosis ya que determina de manera más eficiente el área afectada. Regularmente se utiliza cuando existe la sospecha de que la zona afligida está a nivel del recto.

La cirugía: Laparoscopia

Cuando ya se han hecho los estudios anteriores el ginecólogo determinara una última prueba. La misma lleva por nombre laparoscopia y dará el diagnóstico definitivo de la situación. Esta intervención consiste en observar el interior de los órganos reproductores por medio de unos orificios y con una lámpara especial.

Con esta técnica el especialista puede observar directamente toda la zona y analizar las lesiones que anteriormente había detectado. Igualmente tendrá la posibilidad de tomar una muestra para hacerle estudios más específicos en el microscopio. Finalmente se hará un diagnóstico pero también es una forma de extirpar las lesiones de forma quirúrgica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: